domingo, 2 de octubre de 2016

Así no sirve, de S Pressacco

 Resultado de imagen para mujer mirándose al espejo



Enfrentamos la vida con torpeza,
con miles de objetivos y de trampas
y cuando la caída es inminente
pretendemos milagros rezando un padre nuestro.

Por un momento estamos convencidos
de ser esclavos de la mala suerte
y no los responsables de todos nuestros actos

y pedimos perdón sin arrepentimientos
porque es lo que se espera;
una simple palabra
que frente a los demás o ante nosotros mismos,
nos dignifique.

Pero el pedir perdón
no sirve sin batallas previas con el adentro,
el vocablo y el tono de la súplica
no son fórmulas mágicas de olvido.


Ocultar infecciones
sirve de poco frente a los espejos.