viernes, 3 de junio de 2016

De eternidades, de S Pressacco




Dicen que alguien lanzó 
millones de vectores
hacia adelante,

lo hizo desde un tiempo sin principios
sabiendo que no existe un último sumando.

Desde entonces, un lápiz 
describe círculos que se reciclan

porque el futuro traga la cola del pasado
para parir lo eterno.

Dicen también
que nada delimita,
no hay bordes no hay fronteras 
porque todo es presente
-un tiempo simultáneo-

A mi no me interesa ese infinito
porque así no lo entiendo,

vivo este ahora,

después veré si hay otro
y otro más. 

Me preocupa tu sed,

que desconozcas 
lo dulce de tus frutos

y temas al después,
a las arrugas de la vida.

Es tiempo de cosechas,
momento de emociones.

Nadie estará presente en el sepelio

de lo llamado eternidad.