domingo, 20 de marzo de 2016

Un lugar especial, de S Pressacco




Hay un espacio adonde emigran los poetas
cuando sus dedos rompen el silencio.

En ese mundo
no existen paradigmas
porque llegan las mentes sin vectores,

las que superan crisis,

las revolucionarias,

las que rompen rutinas
y se conforman
con lo intangible,

con besos y caricias de palabras.

Es como un cementerio de certezas 
recorrido de ideas que caen hacia arriba
mientras nacen milagros 
entre las tumbas.

Allí se pisan las constelaciones
y se mezclan las huellas
con las huellas de pájaros.

Allí descubres alas 
en los delfines

y te haces la pregunta que cuestiona
a todas las preguntas
- y ninguna interesa -

Es cúspide del aire
-tan lejana de sombras - 

donde se aprende a ser piloto de huracanes
y brújula de ánimos,

donde el tiempo se mide con un verso, 
lo viejo se recicla 
y lo nuevo resulta afrodisíaco.

No me pidas un mapa,

cierra los ojos.

Puedes llegar seguro.