martes, 23 de febrero de 2016

Una pregunta, de S Pressacco







Las olas profanaron nuestra historia
hasta dejarme huérfana 
y la muerte festeja indiferente, 

baila sobre una playa de cenizas.

Solo queda un almendro bañado de nostalgia 
que me regala flores siempre grises
y un clamor desde nidos olvidados;

una buena memoria 
incapaz de abortar los tajos del destino

y un signo de pregunta.

Por qué le permitiste al mar lamer tus huellas
si estabas en la orilla de mi boca.