domingo, 30 de agosto de 2015

Sueños entre sombras, de S Pressacco





Aferradas a todos los talones
-aún bajo los pasos del más puro- 
las sombras confabulan coronarse
después de aniquilar las luces de los faros
pero para nosotros no existirán sorpresas
porque tenemos ojos redondos de buscar
un trocito de sueño entre tanta penumbra.

Me conformo con poco bajo copos de nieve.

Te conformas con menos 
protegiendo mis vidrios que están rotos.

Tal vez algún latido de reloj
nos regale ese instante, 
ese único instante de ser luz en un beso.