lunes, 24 de agosto de 2015

Soy arena, de S Pressacco



Si la piedra se rompe por contraste
triturando su esencia fría hasta hacerse polvo
entonces puedo ser arena dócil
en manos sabias -pero escurridiza
si no saben tratarme-

Puedo ser refractante de pasiones
-la ilusión en la fiebre del beduino-
y una tundra indomable y filosa.

Negocio con el viento pintando sus perfiles
y a veces me revelo azotando el paisaje.

Soy como una serpiente enamorada,
fiel al encantador que musita su nombre.