domingo, 26 de julio de 2015

Algunas escamas, de S Pressacco




Y qué habrá bajo el disfraz de mi piel.
Qué, entre ella y lo que soy.

Presiento que más de lo mismo,
deseos habitando células muertas,
una pasión que teje y desteje
envejeciendo en un puerto sin barcos

y escamas de lo que fui,

escamas de un tesoro pobre que se asfixia
bajo las mugrientas alfombras
que tendieron los años.

Nunca más encontraré a la nena
-a esa nena de vocecita sabia-
que murió con la marca de mis dedos en su cuello.