lunes, 15 de junio de 2015

Se fueron las palabras, de S Pressacco




Yo que desenvolvía caramelos de luces
estoy en un paquete de tristeza muda
porque se suicidaron  las palabras,
se fueron sin aviso,
sin siquiera arañar una vez más mi lengua. 

Estiro los papeles abollados
y todos los aromas resultan sin matices.

No veo los colores si mis manos se callan.

Desde que se cayeron los abrazos 
se enfermaron las ráfagas de soles
y la quietud no puede con mis plumas.

Quedé sin golosinas, desnuda entre paréntesis.



SBP