lunes, 15 de junio de 2015

Contigo, de S Pressacco



Contigo me perdono las condenas,

despego de mi espalda la mochila 
y ya no caigo en trampas inventadas.

Contigo conocí  torrentes de locura
 que erosionaron todos mis pesares,

aprendí a ser  guerrera sin miedo a los temores
cuando  diste en el blanco de mis fantasmas viejos,

puedo sentirme  niña 
al sacarle  la lengua a los vacíos,

y sentirme mujer en la dulzura
y en la sed de tus ojos.

Contigo no interesa si voy contracorriente
porque siento nacer

aunque muera el afuera.