sábado, 9 de mayo de 2015

Un fracaso del otoño, de S Pressacco




Tal vez la evaluación a la que me someto,
-esa contemplación interna y exigente- 
pinta una sensación de pesimismo.

El otoño será siempre una buena excusa,
una estación errante que deja sus espinas.

Pero los bloques cambian de color
desde que mi mirada se llenó de tu luz
y el cemento que duele ya no aprieta.

El frío y el silencio crecen por todas partes 
sin embargo me injertas brotes en las raíces
y tus palabras sabias me convencen.

Saldrá mi primavera de la asfixia
cuando todo parece estar muriendo,
serán intentos vanos del otoño
porque a tu lado siento que respiro.