lunes, 11 de mayo de 2015

Ser algo de nadie, de S Pressacco





Marco una raya oscura que me frena,
una recta molesta que es frontera en litigio
entre azules y grises.

Cuando el tiempo tirano interpone a mis ojos
una pila de sueños atrofiados
ese trazo es testigo de mis muertes.

Me he pasado la vida masticando los gritos.
Ya resulta imposible seguir con el veneno,
con esta obesidad que crece amordazada.

Soy rara intersección de incompatibles,
la indefinida en todos los umbrales 
con un pie en las certezas 
y un ala en los misterios.

Me empujan los paréntesis por ser algo de nadie.

Debo pisar la raya sin saber mi destino.