lunes, 25 de mayo de 2015

De a pedacitos, de S Pressacco

Aportamos fracciones de nosotros
-apenas lo que deja el egoísmo-
tras la utópica idea de ser un todo entero.
Se cometen errores en las estimaciones
porque multiplicamos los vacíos,
restamos las virtudes,
sumamos negativos que nos familiarizan
con mundos que sepultan
y elevamos a enésimas potencias
las ambiciones propias.
No hay reverso en la curva de la vida
que te mira con malos ojos sobre su hombro
si eres punto disperso controlando las cuentas
Esa línea traviesa y desprolija no espera;
olvida los pedazos y entrégate completo.