lunes, 25 de mayo de 2015

Como el mejor amante , de S Pressacco





Sos un impulso raro despreciando mi ropa,
un colérico mar que a veces hunde,
y otras veces devasta para besarme luego;

un río subterráneo reemplazando mi sangre
que fluye sin permisos, sin evaluar los modos;

la inmensidad que me corona sombra 
o una peligrosa patria donde
los espejos reflejan a un desconocido;

un revuelo de pájaros que me injertan sus alas
y el peso doloroso de una caricia muda.

Como si fueras el mejor amante,
con vos me animo a todo, poesía.