miércoles, 11 de marzo de 2015

Transgresores, de S Pressacco









El tiempo y el espacio 
nunca concretarán nuestro deseo,
les resulta imposible encontrar coordenadas
para la intersección tibia de ausencias.

No hay mapas que señalen el clima que abarcamos
y no podemos dar explicaciones
porque están con cerrojo los sentidos.
Tampoco hay regreso al origen
para modificar las variables traviesas.

Tal vez podamos
traspasar los espejos, 
amarnos en lo inverso de imposible.

Acaso pueda ser 
una ola eligiendo la quietud, 
y el canto que no emigra de tus manos,

o mi caricia deje de ser algo pendiente
si arañamos cristales que nos tienen presos,

lograr ser intangibles sin fronteras
y transgredir así nuestro castigo .