miércoles, 31 de diciembre de 2014

Que no nos alcance la realidad, de S Pressacco

Las etiquetas más populares para esta imagen incluyen: enlighten, beautiful, cloud, creative y god

Seamos utopía
bajo lluvia de piedras.


Montemos un teatro 
para vivir la obra
en burbujas enormes
donde exista el nosotros
y los vientos reales
no nos toquen.

Y si alcanzas mi playa, 
completa tu odisea 
recorriendo bahías
de mi figura

y accede sin impuestos
a mi muelle
porque todo lo mío
lleva tu nombre.

lunes, 22 de diciembre de 2014

Náufragos, de S Pressacco

Las etiquetas más populares para esta imagen incluyen: summer, black, glass, love y photography


Estamos naufragando 
ante las costas de nosotros mismos,
alargando los dedos a la orilla.

Cualquier mano podría ser nuestro salvamento 
o la que nos arrastre a zonas tenebrosas
desde donde no siempre nos rescatan.

Pero yo me resisto, quiero sólo la tuya.

Esperando presiento 
que me buscas desnudo de sentidos,
juntando sed para saciarla juntos
porque nos convertimos en antojo del otro,
somos agua en la copa que ofrecemos.

Y mientras trazo mapas inservibles,
el espacio conjuga la fiebre a su manera
 usando nuestro fuego en los amaneceres.

No sé si existe punto para  encuentros
pero los mares llevan y despeino arrecifes.

Algún día sabrás de mi visita, 
advertirás corales en tus manos
con pedazos de viento escondido en sus pólipos.
Ellos te arrastrarán hacia mis coordenadas.

Y si jamás ocurre, llamémonos mitades 
aunque sólo seamos mitades imposibles.

Mezclemos nuestras aguas para filtrarnos juntos
en la playa que dore las pasiones.

Reguemos los milagros con mil  besos
para nacer entre las ramas pálidas
como flores de varias estaciones.

Sé peregrino errante en mis arenas,
las manos de espejismos que contienen,
la promesa dulzona de mis sales.

Sigue siendo mi fantasía real.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Siempre te escucho, de S Pressacco

Piccsy :: Image Bookmarking :: Recent posts


Me equivoco 
cuando creo no equivocarme.
Me apuro
cuando expongo
lo que vislumbra mi pensamiento.
A veces son sólo ideas precoces
a las que les exijo caminar
con sus piernas torcidas
demasiado delgadas

demasiado inútiles.

Me detengo cuando debo huir,
cuando debo precisamente
desprenderme de vos
y cometo de nuevo
el error de escucharte.

Y te escucho.

Y me enojo 

porque el impulso inicial
queda dormido 
en el rincón
de las intenciones de siempre
y en las hazañas de nunca.

Quiero volar
pero la jaula de tu abrazo
me encierra con miedo,
me asfixia.

No adviertes que tu egoísmo duele.
Ni siquiera lo imaginas
porque insistes 

y mis alas se pliegan
cuando el espejo me devuelve
la imagen de un pájaro de ceniza

un pájaro de mentira
que habita los paisajes
desde una ventana.

Vuelvo siempre 
al grillete de lo enfermizo

a ser
agua dócil

incapaz de escabullirse
entre tus garras.

Una elección, de S Pressacco



Mis hilachas humanas bailan si reapareces
y desenredas hilos con tus ardientes versos.
Es en vano advertirles de tus juegos perversos,
de tu presencia falsa, del infierno que ofreces.

Ellas son obstinadas y soportan con creces
su decisión absurda de no admitir reversos,
prefieren ahogarse en falsos universos
donde las estaciones riegan porque floreces.

Prefieren ser la pieza que llene tus oscuros,
el comodín dispuesto que realza tu nombre
mientras rompo mis manos pegándole a tus muros.

Te aceptan intangible construyendo futuros
donde mi piel conozca tus caricias de hombre
sin la razón que muere tras los barrotes duros.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Ser luna, de S Pressacco

fuck you you fucking fuck †


Me ofrezco a Poseidón por tu desidia,
porque me convertí en hambrienta de todo
después de tu dulzura concedida de a ratos.

Me conoces y sabes de mis extremos negros
y también de los blancos, sin matices.
No quiero atardeceres
porque están sentenciados;
prefiero beber noches, 
 ser adicta a  la nada
 si tengo que perderte.

El medio me incomoda.
Me resisto a las dudas, a las pasiones tibias.

Prefiero el fondo oscuro como mi  penitencia
tal vez lave promesas que tatuaste en la piel.

Tal vez naciendo perla desde lágrimas
resurja como luna que te inspire.

martes, 9 de diciembre de 2014

Inventamos otra dimensión, de S Pressacco


      

             Las etiquetas más populares para esta imagen incluyen: couple, love, beautiful, rosie hardy y photography


Cuando nos encontramos 
transitábamos sendas diferentes.
La calle entre los dos se inundaba de absurdos.

Pero en la dimensión que compartimos
logramos ser amantes sin tocarnos,
ardor en la distancia.

Inventamos historias 
para dormir la soledad pesada
que fastidiaba sobre nuestros hombros.

Lo demás vino 
cuando las latitudes no importaron
porque el mar cobijaba celoso tu reflejo,
las aves que migraban 
me traían tu nombre desde oriente
y la luna te daba mis besos a escondidas.

Tu voz me llega dulce en los amaneceres
cuando veo incendiado el horizonte.

Ceder los hilos, de S Pressacco






No me mires mendiga,
no quiero los aromas de tu pan,
ni abrigos mentirosos de lienzos muy livianos.

No roces con tus versos que me pueden,
conozco tus caricias en mi espalda 
y el despertar de juncos que después me destruyes 
con tus idas, tus idas sucesivas.

Déjame al menos recordarte como
el colonizador que pudo condenarme
con palabras que nunca fueron ciertas,
que robó las riquezas de mi piel extendida
y después se aburrió de un amor casto.

Déjame imaginar que lograré
traspasar dimensiones y cederle los hilos
a quien no los enrede.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Espero, de S Pressacco



Las etiquetas más populares para esta imagen incluyen: hands, water, love y grunge

Potencias lo inestable de mi esencia
porque tus versos me sumergen siempre
en un mundo apacible, despeinado.
Me acercan a tus sueños axiomas mentirosos
que borran las verdades que no quiero.

Eres el que cultiva muy optimista 
mi tierra vieja y virgen, plagada de malezas.

El que me nombra luna, 
y me abre las ventanas 
en sus noviembres tristes.

El paciente que acuna mi locura vertida 
y empuja con coraje para que mi voz trepe,
escale en las pendiente pronunciadas.

El que me ofrece esperas,
principios que no nacen, 
finales que no vienen;

un espacio vacío donde habite el silencio,
una luz expansiva que ordena las estrellas
en un abecedario propio, nuestro.

Yo no te ofrezco nada,
una curva periódica, de loca amplitud
que ama en las cimas y se ahoga en valles.

Ya no me importa el aire, 
sé que vendrás por mí.

Vuelvo a hundirme, de S Pressacco

Las etiquetas más populares para esta imagen incluyen: girl, water, blue y underwater

Vuelvo como una niña arrepentida
a las aguas que alzaban paredes a tu nombre.

Vuelvo a la espuma blanca 
a borrar de tu playa mi silueta desnuda 
sabiéndome guerrera de causas que ameritan.

Tal vez la ira haga remolinos, se hunda
o me arrastre al submundo que conozco y contiene.

Tal vez las sales limpien la mirada
instalada en ilusa pareja de ventrículos 
y ,racional de nuevo, regrese a mis amantes.
                            ............

Puedo seguir hundida sin manos salvadoras,
sin versos fulgurosos, sin palabras de amor;
porque si algo aprendí es a respirar sin aire,
y mi energía se potencia desde 
el fondo, está naciendo desde arenas,
lavándose de viejos emisarios
sepulta los naufragios de lo nunca vivido
en cofres imposibles de rescate.

Mi nombre tiene letras espumosas
que escurren por tus dedos
dejando en el camino el sabor de mis ojos.

Creí hasta imposible separarme 
de mi costado racional, dejar
fluir mi núcleo oculto que guardaba celosa
hasta con timidez. Pero ya ves,
vuelvo admitiendo errores,
vuelvo al caparazón.

Al perderte, perdí la poesía.

Una marioneta, de S Pressacco

disfraz marioneta halloween


Te presentas en todas mis escenas 
como el protagonista vitalicio,
con la actitud soberbia del que todo lo sabe.

Improvisas libretos que me zurcen los labios
y borran mi memoria. 

Apareces sentado en bancos de las plazas
para saciar el hambre con sobrantes
y detener mi vuelo.

Sonríes desde todas las vidrieras
cuando ninguna oferta me convence
y tu precio se eleva, parece inalcanzable.

Mi añoranza es pesada como abrigo
cuando viene el verano de tus manos,
una estación tan breve que regresa
sólo para enfriarme con inviernos.

Y logras, caballero como siempre,
desnudarme en silencio.

Y vuelvo a ser paloma sin alas en tu nido,
risueña marioneta de tus besos.

viernes, 5 de diciembre de 2014

En tiempos secos, de S Pressacco

Somewhere in the woods | via Tumblr

¡Que lluevas de la noche!,
es todo lo que pido
a los dioses que arden el deseo,

también la juventud
que a tus sueños apresa 
en cárceles de nubes,
(manuel m barcia)



Las lluvias se olvidaron de mi tierra,
asoman con desfiles de escuadrones ruidosos
que arrancan el disfraz con fuertes ráfagas
y dejan la función en las preliminares.

Abandonan los dedos de mis ramas sedientas
que quedan sin corteza exponiendo los miedos. 
Ellos anidan cómodos en mi piel desde siempre, 
en sequías no ceden, nunca emigran
porque los nutro a diario
y se burlan de mí abriendo sus picos, 
resguardando la llave de mis sueños.

Las plumas proliferan -parece que me nacen-
y cada vez que observo ansiosa el horizonte
las nubes se despintan
la lluvia toma sol mientras se instala
la fea sensación de ser pájaro triste,

un pájaro negado al arte de volar.