sábado, 20 de diciembre de 2014

Siempre te escucho, de S Pressacco

Piccsy :: Image Bookmarking :: Recent posts


Me equivoco 
cuando creo no equivocarme.
Me apuro
cuando expongo
lo que vislumbra mi pensamiento.
A veces son sólo ideas precoces
a las que les exijo caminar
con sus piernas torcidas
demasiado delgadas

demasiado inútiles.

Me detengo cuando debo huir,
cuando debo precisamente
desprenderme de vos
y cometo de nuevo
el error de escucharte.

Y te escucho.

Y me enojo 

porque el impulso inicial
queda dormido 
en el rincón
de las intenciones de siempre
y en las hazañas de nunca.

Quiero volar
pero la jaula de tu abrazo
me encierra con miedo,
me asfixia.

No adviertes que tu egoísmo duele.
Ni siquiera lo imaginas
porque insistes 

y mis alas se pliegan
cuando el espejo me devuelve
la imagen de un pájaro de ceniza

un pájaro de mentira
que habita los paisajes
desde una ventana.

Vuelvo siempre 
al grillete de lo enfermizo

a ser
agua dócil

incapaz de escabullirse
entre tus garras.