sábado, 15 de noviembre de 2014

Contigo será más fácil, de S Pressacco


stay




I

De pronto las salidas se me esconden
detrás de raros muros que crecen en las calles. 

Mientras el sol burlón se muda hacia el oriente
para llevarme repetidas veces
a las coordenadas de tu nombre,
mi compás sigue haciendo pie en la misma sentencia
y el radio empequeñece acercando el infierno.

Nunca supe tomar atajos de mentiras
y las alas están presas por mi condena.


II

No sirven las tangentes porque fui atravesada
por la lanza secante que me instala en el centro.


Es inmenso el vacío de este sitio 
donde soy diminuta y no sé de ecuaciones
una tonta, un punto apretado en la celda
que apoya sus paredes en mi espalda.


Pero a veces sonrío, me conmuevo
con la visita dulce de una brisa
que atraviesa paredes y barrotes
con sus versos, y ya no siento frío.


III


A veces soy verdugo de mi propia conciencia,
la lastimo buscando el equilibrio 
como si fuera un péndulo rebelde 
que elige los extremos y no reposa nunca.


Ya no quiero mi rótulo de cuerda
-se la pasa mejor simulando lo opuesto-
deseo llegar tarde sin sentir nuevas culpas,
callarme cuando tengo que hablar por los demás
y mirar hacia abajo para que no me lean.

Necesito un abrazo agudo ,bien estrecho,
olvidemos catetos, hipotenusas sosas,
porque son muy correctos.
Necesito desorden, un ángulo distinto.


IV

A tu lado me atrevo 
a ser binomio de variables locas.
Me atrevo a ser potencia de una resta
y metáfora de un poema triste.

Enciérrame en paréntesis; así, sin depejarme.
Acompaña a mi número con tus letras fecundas
y ahoga los oscuros con todas mis incógnitas.


V

Nunca serías cárcel si eres un mano santa
que me alisa las alas soltando algunos versos.

Eres el exponente que sostiene,
el minuendo gigante que minimiza restas
y a tu lado, tal vez, olvide ser un monomio.

Apenas imagino soltarme de estructuras,
sólo sé resolver inecuaciones de hambre,
ser la recta prolija que desconoce cambios.

En una tabla de valores viejos
tengo casillas blancas esperando su turno
y un conjunto egoísta de demandas

que nunca practicó la propiedad recíproca.