lunes, 29 de septiembre de 2014

La realidad no me toca, de S Pressacco





Es  luz cuando transito las grutas de mis miedos y una inyección de  risa cuando mis lluvias amenazan ser temporales.


Es una ventana mostrando paisajes de valores y  un par de pimpollos de mar abriéndose en mi almohada.


No habla ningún idioma, pero define mejor que nadie los sentimientos donde las palabras  son insuficientes. 

Creo que la hice presa en mis ojos y que posee sus propios sentidos porque llama, escucha,  besa y acaricia.


La realidad  no me toca cuando   me alcanzas con ella, no me importa nada más cuando me haces el amor con tu mirada.