sábado, 1 de marzo de 2014

La colilla de tu deseo, de S Pressacco

Sé que nada cambiará. El momento  se irá entre los hilos de tu cigarro.

Sin embargo estoy  más que desnuda, dejándome envolver  por caricias y palabras que pellizcan los sentimientos. Incapacitada  de renunciar a  lo prohibido y condenada a sentir más de lo que quiero.

Otra vez te irás. Sé que mientras recojas tu abrigo volverá el glaciar a tu mirada y que tal vez,  con una sonrisa torcida,  enciendas otro cigarrillo solo  para alimentar tu soberbia con mi silencio lloroso.

Desde la imagen del espejo veré consumir con ansiedad la nicotina y  entendiendo el lenguaje de tu deseo, volveré a ser lo que quieras. Ya no importa que lo que ofreces no me alcance. 

Después de que aplastes con saña el cigarrillo me dejarás junto a su colilla.