viernes, 28 de febrero de 2014

Uno, con uno mismo, de S Pressacco




Puedes morar en cápsulas opacas,
esquivar las montañas que retienen
e ignorar a los túneles que traen.

Puedes borrar tus pasos deambulando sin pautas
para no regresar por los mismos vectores,
despeinar la estructura construida
o resguardar tu sombra en el anonimato.

Puedes hasta ignorar a los que te aman
y escapar desprovisto de zapatos de dudas,
puedes amordazar a los motivos
e impedir que germinen las semillas del miedo.

Te puedes ir y nadie osará detenerte
porque lo que apasiona nos dirige
y dejarse llevar es ser auténtico.

Para qué cuestionar la manera de ser
si se entiende que sólo siendo así
y sólo así… se vive.